¿Cómo hacer unas patatas fritas perfectas en una freidora sin aceite?

Son varios los factores que van a determinar un resultado óptimo en la elaboración de unas patatas fritas en una freidora sin aceite. Entre ellos, el tamaño del corte (cuanto más fino más crujientes y cuanto más grueso más hechas por dentro pero menos doradas por fuera), el tipo de patata (natural o congelada) y características de la freidora.

Aun así, ten presente que es necesario un tiempo de familiarización con tu nueva freidora sin aceite, por lo que no desesperes si en los primeros intentes el resultado no es del todo el esperado. Como se suele decir: «hasta que se le pille el tranquillo».

Tamaños habituales: 

- Delgadas: 8mm 
- Estándar: 10mm 
- Gruesas: 15mm

· Cuanto más delgadas sean, más crujientes estarán. 

Vamos allá:

  • Pela las patatas y córtalas según el tamaño que te agrade (tienes una guía unas lineas más arriba). El tamaño de la patata va a determinar lo crujiente o blanda que esté
  • Uno de los pasos más importantes: ponerlas en agua durante 15 minutos para que suelten el almidón.
  • Precalienta la freidora a 180º-195ºC (dependiendo de la potencia y características de la freidora).
  • Escurre bien las patatas y sécalas con papel de cocina. En este punto es cuando puedes salarlas y, si lo deseas, puedes especiarlas a tu gusto. Totalmente recomendable que las pulverices con un poco de aceite y las remuevas para que se hagan de manera uniforme.
  • Una vez la freidora haya alcanzado la temperatura en el precalentamiento, introduce las patatas y programa unos 25-30 minutos a 180º-195ºC aunque el tiempo de cocción dependerá, entre otros factores, del tipo de corte de la patata, a si son naturales o congeladas y a la potencia de la freidora. Ya lo irás viendo cuando te hagas con ella.
  • Si tu freidora no tiene la opción de remover, hazlo manualmente cada 10 minutos para que se hagan de manera homogénea.

Como puedes ver, «freír patatas» en una freidora sin aceite es sencillísimo. Eso sí ten presente que el tiempo de cocción depende del tamaño, corte y tipo de patata que vayas a cocinar. Te recomendamos que pulverices las patatas con un poco de aceite (si es virgen extra mucho mejor) para conseguir un acabado dorado y crujiente con muchas menos calorías y grasas innecesarias. Un truco: si dejas las patatas remojadas en agua durante más tiempo, el resultado será aún más crujiente.

Aquí te dejamos un vídeo, cortesía de la casa Philips, para que veas qué fácil es preparar patatas fritas en una freidora sin aceite en general.

¿Por qué mis patatas fritas no han quedado muy crujientes?

Pueden existir varias razones:

  • Por no haber utilizado el tipo de patata adecuada.
  • Que las patatas no se hayan lavado lo suficiente o que no se hayan secado bien, habiéndoles quedado gran cantidad de almidón.
  • Que las patatas se hayan cortado muy gruesas.
  • O que no se haya usado aceite o no el suficiente (se recomienda un cucharada sopera como máximo).

En este punto, queremos felicitarte porque si te encuentras leyendo esto es porque estás, al menos, flirteando con la posibilidad de una alimentación más saludable y divertida.

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.